¡Vuelta al cole!

0
Otra vez está aquí septiembre, y volvemos a llenar las mochilas de libros nuevos y de energía para el nuevo curso. También es hora de llenar los tuppers para el recreo, y es nuestra misión crear tarteras saludables que inculquen buenos hábitos diariamente. Piensa que nosotros elegimos su almuerzo, muchas veces por ellos, y debemos darles los mejor.
Incluso algunas veces son los propios colegios, con toda la buena intención del mundo, quienes tienen cierto poder de decisión sobre lo que los niños deben llevarse, con el uso del calendario de almuerzos. Y decimos “cierto poder”, ya que siempre hay lugar a múltiples interpretaciones del calendario.
Vamos a analizar un calendario típico, de los que se pueden encontrar fácilmente en internet, y a darle la vuelta para poder encontrar la mejor opción posible.
· Día 1: Bocadillo. 
¿Qué suele ser? Bocadillo de “algo rápido”, que normalmente suele ser embutido.
¿Qué le puedo ofrecer? Busca un pan integral o que al menos tenga semillas. Puedes rellenarlo con:
·Hummus, tomate y lechuga.
·Guacamole, o aguacate picado y tomate en tacos.
·Atún y pimientos asados.
·Queso fresco, tomate y lechuga
·Salmón ahumado y queso de untar.
· Día 2: Lácteos
¿Qué suele ser? Yogures bebibles azucarados, batidos de chocolate o vainilla con azúcares añadidos.
¿Qué le puedo ofrecer? Bricks individuales de leche que venden en algunos súper, yogur natural, queso fresco, Quark o cuajada con una cucharita. Se puede llevar en un tupper con algo de fruta si se quiere o sueltos, ya que todos vienen en ración individual.
· Día 3: Galletas
¿Qué suele ser? Galletas indistriales, en la mayor parte de los casos ricas en harinas refinadas, azúcares y grasas de mala calidad.
¿Qué le puedo ofrecer? Unas galletas caseras que son muy sencillas de hacer. Puedes mezclar copos de avena suaves con plátano chafado y cacao puro en polvo, darle forma de galleta y hornear 180º 30 minutos.
· Día 4: Fruta
¿Qué suele ser? Pensamos que aquí no hay lugar a mucha confusión, por lo que simplemente recordamos que el zumo no equivale a una ración de fruta
¿Qué le puedo ofrecer? Cualquier fruta de preferencia locales, o de la mayor cercanía posible. Para cuidar el medio ambiente, evita aquellas que vienen emplasticadas y utiliza frutas que tengan envoltorio propio resistente: plátano, manzana, nectarina…
· Día 5: Día libre
¿Qué suele ser? Lo más cómodo es recurrir de nuevo al bocadillo de embutidos, a las galletas con su envoltorio, zumos y batidos…
¿Qué le puedo ofrecer? Cualquiera de las opciones ya propuestas, o bien un puñadito de frutos secos al natural o tostados, o una bolsita de tomates cherry o unas zanahorias bien lavadas.

Muchas veces somos los propios adultos quienes decidimos que “cómo se va a llevar unos tomates” y sin embargo llenamos sus tarteras con cosas poco saludables “porque le gustan más”. Está claro que los ultraprocesados suelen tener mejor aceptación porque tienen sabores más agradables y potentes, y que si exponemos a los pequeños a diario a estos sabores luego hay más dificultad para que prefieran comerse esos tomatitos. ¿Y si empezamos por restar un día de tartera poco saludable para meter un día más de fruta, y poco a poco seguimos avanzando hasta que consigamos hacer semanas enteras sanotas? Nuestros niños en el futuro lo agradecerán. ¡Feliz comienzo de curso!

Share.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies