Sonia Varona Pintor

0

Edad: 25 años.
Lugar: Sydney (Australia)

Conocida por los millones de canguros que habitan en sus tierras y por el icono cultural de la ciudad, la Ópera de Sydney. ¡Bienvenidos a Australia!

Cuándo llegaste allí, ¿hablabas inglés?

Después de 6 años estudiando en Madrid el grado (fisioterapia) y un máster (fisioterapia deportiva), dejé de lado el inglés, cosa de la que me arrepiento muchísimo ya que todo lo aprendido años atrás se había esfumado. Mi objetivo principal al venir a Australia era mejorar mi nivel de inglés aparte de vivir la experiencia. Al llegar aquí me di cuenta de que mi nivel de inglés era peor de lo que yo pensaba, aunque me permitía defenderme y chapurrear lo básico.

dscn1671-ret
img-20151211-wa0005-copia

¿Qué opinión tienen los australianos de España?

A los australianos y, en general, a la gente que he conocido de otros países tanto de Europa como de Latinoamérica les encanta España.  Aquellos que han ido no pueden evitar soltar una sonrisa acordándose de su viaje a España. Y todos quieren volver.  Aprecian el país por la cultura, la gente, la arquitectura y sobre todo la gastronomía. Por las calles puedes ver cantidad de bares con su cartel de tapas o puestos de paella en los mercados de calle.

Elegimos Australia por la cantidad de oportunidades que te da, el alto nivel de vida, y la facilidad de encontrar trabajo.

¿Qué anécdotas te han ocurrido en el tiempo que llevas allí?

Conducir por la izquierda toda una aventura. Mis amigas de Burgos vinieron a verme (sí, me quieren y mucho para venir tan lejos jajaja), alquilamos una caravana y nos hicimos un tramo de la costa este. La primera vez que conduje fue de noche y lloviendo, iba a 60km/h,  al querer activar los parabrisas ponía los intermitentes así y viceversa. Y algún que otro bordillo me comí girando a la izquierda, jajaja.

Me quemé casi con insolación haciendo una cola de 3,5h esperando para entrar al recinto desde el que vimos los fuegos artificiales de la Opera House en año nuevo. Todavía no estaba acostumbrada a los 35ºC en pleno diciembre.

Conseguí encontrar mi querida morcilla de Burgos en uno de los restaurantes españoles, nada que ver con la auténtica, fue toda una decepción. No tenía ni arroz.

¿Has probado la carne de canguro? ¿A qué sabe?

Sí, claro. La primera vez que la probé no me gustó mucho. La segunda ya le fui cogiendo el gustillo, pero no he comido mucho, la verdad. El sabor es parecido al de la ternera pero tiene un ligero sabor diferente.

Los australianos les gusta cuidarse y le dan mucha importancia al tema del deporte y la alimentación.

¿Por qué crees que se ha puesto tan de moda elegir Australia como destino?

Somos muchos los que venimos a vivir la experiencia a este país y creo que aparte del buen tiempo que hace durante todo el año, que ni en invierno sientes frío y más si eres de Burgos, elegimos Australia por la cantidad de oportunidades que te da,  el alto nivel de vida, y la facilidad de encontrar trabajo.

¿Cómo es vivir en Sydney?

Desde el primer momento me sentí muy acogida. Los australianos son muy agradables, siempre están dispuestos a ayudarte, nunca te ponen mala cara y, en general, son muy honrados. Sydney es una ciudad que te ofrece todo tipo de ocio, desde eventos deportivos, culturales, festivales, mercados, turismo con infinidad de playas, parques… vamos que no te aburres. Por otro lado, es una ciudad muy cara, sobre todo el alquiler de pisos, lo que te obliga a tener que trabajar. Yo vivía en la zona de Bondi Beach, una de las zonas más solicitadas, donde el culto al cuerpo es lo principal. En general a los australianos les gusta cuidarse y le dan mucha importancia al tema del deporte y la alimentación.

¿A qué te dedicas allí?

Vine con la visa de estudiante. Con este tipo de visa el gobierno australiano te obliga a matricularte en cursos académicos. Empecé estudiando 3 meses de inglés, luego me cambié a un curso de Fitness & Sports. A la vez que estudiaba, mi visa me permitía trabajar 20h. Al estudiar fisioterapia pude trabajar de masajista. Mi primer trabajo fue de masajista en una clínica y más tarde conseguí un trabajo más cualificado en un gimnasio en el que trabajaba de masajista y fisio. Los últimos meses trabajé de camarera en una agencia de catering. Tengo que decir que es duro pero me lo pasaba genial trabajando en bodas, fiestas, cocteles y todo tipo de eventos.

hdr

bty

¿Todo han sido experiencias buenas? ¿Qué has aprendido?

No tuve mi año de Erasmus en la universidad así que tenía la espinita clavada de vivir en el extranjero. Tener la oportunidad de vivir en esta ciudad es una de las mejores experiencias que he tenido. Pese a que fue duro llegar a la otra punta del mundo sola y tener que empezar de cero, Sydney me abrió las puertas enseguida, encontré mi primer trabajo 4 días después de llegar. Además, trabajar me permitió ahorrar y poder viajar a destinos increíbles como Bali, Nueva Zelanda y otras ciudades de Australia (Melbourne, Cairns y hacer un tramo de la costa este).

Parece obvio decir esto pero viviendo tan lejos de casa valoras más los momentos que estando en España son insignificantes, como es pasar un cumpleaños en familia, una cena de navidad, salir de fiesta con tus amigas sin tener horario de entrada en los pubs, contar un chiste y que te entiendan… Ser como tú eres en español es muy difícil en otra lengua.

¿Cuándo regresas a España?

Estoy con una pierna más dentro de España que fuera. De hecho estoy escribiendo esto desde el avión de regreso. Ahora que estoy aquí parece que todo fue un sueño. Fue un año increíble.

Share.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies