Samuel Peña Pérez

0

Nombre: Samuel Peña Pérez.
Edad: 26 años.
Lugar: Vranje (Sur de Serbia)

Un país que, mientras se afana en cicatrizar sus heridas de guerra, muestra una cara nueva y desconocida para muchos ¡Bienvenidos a Serbia!

¿Por qué te marchas? ¿Qué es lo que más te atrajo?

Bueno, cuando acabé mis estudios no tenía muy claro cuál sería el siguiente paso. Sin embargo, sí que me arrepentía un poco de no haber hecho un Erasmus durante la carrera.  Fue entonces cuando supe de las becas del programa Erasmus+ de Servicio Voluntario Europeo y que el área de juventud del Ayuntamiento de Burgos tenía una larga experiencia gestionando este tipo de becas. Así me empecé a mover.

Lo que más me atrajo fue la posibilidad de trabajar aquí con organizaciones locales que promocionan estilos de vida saludables, educación sexual… así como promover la tolerancia y la diversidad entre los más jóvenes, poniendo en práctica aquello en lo que me había formado. El destino me daba un poco igual, aunque me apetecía ir a algún lugar con una cultura diferente, por lo que países como Francia o Italia pronto quedaron descartadas, y siempre me había llamado la atención la zona de los Balcanes.

El nivel de precios pienso que es como volver a la peseta

¿Cómo fueron tus primeros días allí?

Los primeros días fueron algo confusos, pues las costumbres y los horarios son algo distintos, pero en seguida me adapté. Además, siempre tuve el apoyo del personal de la organización de acogida y nunca me faltó de nada. Quizás lo más difícil fue encontrar los mejores sitios para comprar esto o aquello, y no hay la variedad de frutas y verduras que puedes encontrar en España.

¿Hablas algo de serbio?

Hasta el momento, pues apenas llevo aquí un mes, hablo lo justo para las cosas de la vida diaria como hacer la compra. Sin embargo poco a poco me voy soltando con frases cortas. De todas maneras, la gente por lo general tiene un buen nivel de inglés.

¿Cómo son los sueldos? ¿Y los alquileres?

El salario medio está en unos 40.000 dinares al mes, que al cambio son unos 320€. Es curioso porque hay billetes desde 10 dinares, que en euros son alrededor de 0,08€ y si te descuidas te puedes juntar con gran cantidad de billetes.

En realidad el nivel de precios pienso que es como volver a la peseta, así que me acostumbré rápido.

¿Qué tal llevas el frío?

Ahora mismo el frío no es un problema. Es cierto que en el mes de diciembre llegan a los -20ºC, y que el tiempo puede cambiar muy rápido, pero ahora no hace mucho frío y se nota que llega la primavera. Algunos días son especialmente cálidos y no tenemos ese viento típico de Burgos.

¿Es muy distinto a nosotros el pueblo serbio?

Realmente no creo que seamos tan distintos. Es cierto que nuestra historia y nuestra cultura son distintas, pero al final de tú a tú no hay diferencias. Incluso en las diferencias puedes encontrar ciertas similitudes. Aquí vivieron 40 años bajo un sistema socialista que terminó con una guerra fratricida, y la gente recuerda los tiempos de Tito como un periodo de paz y desarrollo económico. Hay que tener en cuenta que la región de los Balcanes siempre ha estado poblada por distintos pueblos y religiones. Siempre ha sido zona de paso entre oriente y occidente y también tuvieron su periodo de reconquista contra los turcos.  Así que toda esa mezcla la hace realmente interesante.

He podido encontrar a mucha gente que estudia español y muchísima que lo chapurrea

¿Dónde llevas a tus visitas como guía?

Vranje es una ciudad pequeña rodeada por montañas por lo que no hay una gran oferta cultural. Sin embargo es frecuente aquí ir a las kafanas, que son restaurantes típicos en los que te puedes tirar horas comiendo, bebiendo y escuchando música tradicional en directo. También hay ruinas de viejas fortalezas en los alrededores que datan de la época otomana, emplazados en lugares increíbles, para controlar el paso en el curso de los ríos y rodeados de preciosos paisajes naturales.

¿Cómo viven el baloncesto en Serbia?

Es fácil encontrarte en los bares con alguna retransmisión deportiva y hay una gran afición a los deportes en general, pero no creo que sea muy distinto de España. Una de las primeras preguntas que me suelen hacer es ¿Barcelona o Madrid? Aquí la cosa está entre el Partizan y el Estrella Roja de Belgrado.

¿Qué has aprendido de vivir en otro país?

Creo que la cultura española está muy valorada fuera de España. He podido encontrar a mucha gente que estudia español y muchísima que lo chapurrea debido a la influencia de las telenovelas y series españolas, lo cual es gracioso porque en cualquier momento te pueden saltar un “¡lárgate de mi casa!” o “¡yo soy tu padre!”. También he comprobado cómo muchos cambios tan solo requieren de voluntad política. Por ejemplo, aquí está permitido fumar en los bares y la gente ve imposible su prohibición. Exactamente igual a lo que pensaba mucha gente antes de la prohibición en España.

¿Volverás a España a vivir?

Por supuesto que volveré a España, aunque no sé durante cuánto tiempo. De momento estoy aquí y puede que cuando vuelva sea para siempre o solo por un par de meses. Tampoco me preocupa demasiado.

Share.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR