Presentación WIM 2018

0

CONCIERTO ANTONIO LIZANA GROUP –  25 MAYO 2018 – CULTURAL CORDÓN

“¡Todo es impactante en Antonio!”, se descubrió Jorge Pardo. Lamari, de Chambao, aseguró que conocerlo la dejó “muda” de admiración. Y Javier Ruibal ensalzó “el magnífico puente entre el jazz y el flamenco” trazado por Antonio Lizana, “un compositor exquisito, con una personalidad arrolladora”. Las grandes autoridades del jazz y del flamenco de nuestro país se descubren ante Lizana, y, tras ser galardonado con el premio Cádiz Joven en el campo del arte, nadie duda de su imparable proyección.

Antonio Lizana, saxofonista, cantaor y creador de canciones, nacido en San Fernando de Cádiz, isla de Camarón, presenta en Burgos su tercer álbum Oriente, ofreciendo, como siempre, un directo que es algo más que un concierto; es un espectáculo vibrante y lleno de intensidad, que viaja desde lo solemne a la fiesta, de la meditación al baile y de Cádiz a Nueva York.

Lizana ha creado un disco abierto a nuevos sonidos, experimentando con ritmos y sonidos del Este que encajan como un guante en la fusión de los condimentos esenciales: el flamenco y el jazz. Este tercer álbum es un paso adelante, no solo en lo musical sino también en su implicación social. Fronteras, el tema que abre el álbum, es el mejor ejemplo. “Fronteras pintadas al azar, el tiempo las volverá a borrar”, canta en el estribillo de una canción con reminiscencias árabes, pero sin perder, como en ninguna de sus canciones, el sello flamenco, su voz como cantaor, ni el dominio jazz que lideran los instrumentos de viento que él interpreta.

En Oriente también crece el artista gaditano como cantante, hasta el punto de que cada vez es más difícil saber si estamos ante un saxofonista que canta o ante un cantaor que toca el saxo. La respuesta tal vez la tenga su paisano Javier Ruibal, que sostiene que Lizana es ambas cosas a un tiempo, y que las practica con una gracia y coherencia “muy difíciles de emular”.

El Encuentro de Música y Arte, WIM 2018, ha querido contar con Lizana para la presentación de su quinta edición, “ya que Antonio representa en gran parte la filosofía del WIM en cuanto a juventud e interculturalidad, esa ruptura de las normas desde el conocimiento y el estudio que le llevan a no querer encasillarse en una etiqueta o un estilo concreto, sino a entender la música como un juego lleno de posibilidades por descubrir”. Además, “conocemos el buen hacer de Antonio, ya que la edición pasada participó en el Encuentro como profesor del taller de Flamenco-Jazz y, junto a su banda, ofreció un concierto espectacular dentro del Castillo de Frías que la ciudad de Burgos también merece disfrutar”.

Venta de entradas: Cultural Cordón, TeleEntradas Caja de Burgos

WIM 2018

V Encuentro Internacional de Música y Artes Escénicas

¿De dónde viene el acrónimo WIM?

El acrónimo viene de What is music?, pregunta a la que tratamos de dar respuesta por quinto año consecutivo en Frías, del 20 al 29 de julio.

¿Con qué inquietudes nace este encuentro desde hace ya cinco años?

El WIM nació con la intención de fomentar un sistema educativo y de relación entre personas diferente, basado en la experiencia, el intercambio de ideas, la convivencia, el juego y la creatividad. Los pilares básicos del encuentro son la interculturalidad, la inclusión social y el acercamiento de una cultura de calidad a las zonas rurales.

¿Qué diferencia al WIM de un festival convencial?

El WIM, al ser un evento meramente educativo, promueve un ocio activo y enriquecedor tanto para los inscritos como para el pueblo, los participantes no son meros consumidores de cultura, sino creadores de la misma.

La mejor forma de entender lo que sucede en Frías es imaginarse un campamento para adultos, una comunidad artística de 300 personas que conviven durante 10 días en una experiencia de creación y aprendizaje que se convierte en un espectáculo para todo el que tenga la suerte de presenciarlo.

¿Qué papel juega la ciudad medieval de Frías en este proyecto?

Por un lado, Frías nos ofrece un marco perfecto para la realización del encuentro, su belleza sirve de inspiración y, su tamaño y situación, nos ofrece la tranquilidad y desconexión necesaria para vivir la experiencia plenamente.

Por otro lado, los habitantes de Frías y su ayuntamiento nos acogen año tras año con una sonrisa, participan de los cursos y actividades y sin su ayuda sería imposible realizar el encuentro.

¿Qué nos depara este WIM 2018?

Todo el equipo docente y artístico está compuesto por profesionales de primer nivel, pero podemos destacar la presencia del nigeriano Oghene Kologbo, guitarrista de la legendaria banda de Fela Kuti, que creó el Afrobeat el los años 70, y que impartirá el curso Secrets of Afrobeat, además de ofrecer un concierto con su banda el 21 de julio dentro del Castillo.

Las temáticas de cursos y talleres son muy diversas y podemos hablar de Cante Flamenco, Creative Rhythms, Danza Vertical, Percusión Corporal, Música Ibérica Mestiza, Percusión Africana, Música del Mediterráneo Este, Sonoterapia, o Teatro del Oprimido.

¿Cómo se puede participar?

La mejor forma de vivir la experiencia WIM es inscribirse para el encuentro y formar parte de la comunidad durante los 10 días que dura.

La inscripción incluye 42 horas formativas, divididas en un curso intensivo de 24 horas y 3 talleres de 6 horas cada uno. Nueve días llenos de conciertos, actuaciones y jam sessions, zona de acampada con todos los servicios y un rico desayuno diario.

Como visitante, solo tienes que llegar a Frías para encontrar música improvisada en cada esquina y disfrutar de conciertos, actuaciones, jam sessions, o muestras de los cursos y talleres.

Para más información visita su página web: whatismusic.es

Share.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies