La mochila: con la casa a cuestas

0

La mochila es un elemento básico para realizar cualquier salida a la montaña. Para su elección, la primera duda que nos surge es el tamaño.

El volumen de la mochila varía en función de la actividad que vayamos a realizar, su duración y el tamaño de nuestro material a portar en ella.

Como norma general, para una salida invernal de un día, una buena capacidad es entorno a los 30 litros. Si vamos a alargar la salida uno o varios días más, tendremos que considerar una mochila con más capacidad de carga.

¿Qué no puede faltar en mi mochila cuando salgo en invierno? Esta es una de las preguntas más frecuentes que nos vienen a la cabeza. En invierno, es importante no ir escasos de material, pues cualquier eventualidad puede convertirse en un problema serio debido al frío.

Lo primero que debemos llevar, como siempre, es suficiente agua. Si llevamos una bolsa de hidratación, hemos de contar con que el tubo que sale de la mochila puede congelarse; así que, si elegimos este sistema, debemos proteger el tubo con una funda. La comida no puede faltar, además hay que contar con que en invierno nuestro cuerpo gasta más calorías para mantener la temperatura óptima durante la actividad.

Un pequeño botiquín es obligatorio. Puedo prepararlo yo mismo o elegir un botiquín específico para salidas a la naturaleza.

Siempre tengo que llevar una prenda extra de aislamiento térmico, lo ideal es una chaqueta de pluma o de relleno sintético. Estas prendas son ligeras y comprimibles, pero mantienen una excelente capacidad aislante.

Tampoco nos puede faltar una chaqueta impermeable y transpirable. Estas chaquetas tienen una membrana incorporada que permite liberar la transpiración de nuestro cuerpo generada durante la actividad, a la vez que nos aísla completamente del viento y de la lluvia o la nieve.

Lo ideal, como norma general, es que discriminemos por una parte la chaqueta impermeable y por otra el aislamiento térmico ya que, de ese modo, tendremos en nuestra mochila bultos más compactos y manejables, y prendas que podemos usar de manera diferenciada según las condiciones ambientales.

También es fundamental llevar en la mochila unos guantes de repuesto, un gorro y un tubular o “braga” para el cuello.

Si nos vamos a mover en nieve, es importante no olvidar crampones, piolet y casco; pero siempre conociendo sus técnicas básicas de uso… con esto es mejor no improvisar.

Unas raquetas de nieve pueden ser adecuadas, dependiendo del terreno, siempre acompañadas por bastones.

En una tienda especializada en deportes de montaña puedes encontrar todo esto y mucho más, y recibir el asesoramiento adecuado para saber qué es lo que necesitas. En Summit estamos para ayudarte.

Hay que estar preparados porque… se acerca el invierno.

La Puebla 13, 09004 Burgos
www.tiendasummit.com
947 06 50 80
info@tiendasummit.com

Share.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies