La excepción a la regla

0

Director: Warren Beatty.
Guión: Warren Beatty (Historia: Bo Goldman)
Intérpretes: Alden Ehrenreich, Lily Collins, Warren Beatty, Haley Bennett, Annette Benning.

La última película de Warren Beatty como realizador, es una mirada a la vez nostálgica, crepuscular y desencantada a los tiempos del Hollywood dorado, cuando éste ya empieza a entrar en decadencia. A través de la joven pareja protagonista, acabamos conociendo a uno de los millonarios excéntricos más famosos de Norteamérica que también transitó la meca del cine: el poderoso y controvertido Howard Hughes. Aunque Beatty humaniza al personaje, encarnado con gran esfuerzo por el mismo, lo mejor de la película no está ni en la historia ni en algunos giros previsibles de la trama, sino en la cuidada dirección –incluyendo la evolución de la pareja protagonista y una excelsa galería de secundarios-, el sólido guión–a partir de una historia de William Goldman- y una cuidadosa atención a las composiciones visuales, incluyendo los contrastes de color y los suntuosos decorados, no exentos de algunos ramalazos de cursilería. Mucho menos cínica y demoledora que otras películas sobre el Hollywood de los grandes magnates y de los sueños rotos, La excepción a la regla, bellamente fotografiada por Caleb Deschanel y con acordes de música clásica (Mahler incluido), destila elegancia sin dejar de destapar progresivamente las miserias de los que hicieron un gran negocio con el séptimo arte, convirtiéndose en figuras públicas y seres influyentes más allá de lo meramente mediático. Estamos, de nuevo, ante la reflexión sobre un personaje público que muestra sus grandezas y miserias enfrentado, y a la vez unido, a una joven pareja que, desde el convencionalismo y la mediocridad, van evolucionando a medida que conocen mejor los resortes por los que se mueve el mundo en el que les ha tocado desenvolverse. Bella y, quizás excesivamente amable e inocua, no obstante, La excepción a la regla es un canto de amor, desde la forma y la puesta en imágenes, al cine clásico y sus convenciones, sin dejar de aportar una mirada adulta y algo irónica y algunos recursos narrativos nuevos nacidos en ese tiempo de transición, en el que el propio Beatty gozó de mayor popularidad como actor.

Eduardo Nabal, crítico de cine.

Share.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies