Ambiente obesogénico, más cerca de lo que crees

0

¿Sabes que el ambiente en el que te mueves modula las decisiones que tomas en tu alimentación?

Estamos sometidos de manera constante y repetida a multitud de impactos que nos empujan hacia un tipo de alimentación que no suele ser saludable.

Vivimos en una sociedad estresada y sedentaria, cargada de mitos alimentarios que nos limitan para una toma de decisiones objetivas y fiables. La información que se nos ofrece es sesgada, contradictoria y, muchas veces, desconocemos fuentes veraces para evitar todo esto.

Y es que el ambiente obesogénico son todos los impactos que recibimos cada día y que determinan nuestra alimentación. Si no sabemos cuáles son, es complicado no dejar que nos manipulen. Y es uno de los factores importantes que han conducido a la actual epidemia de sobrepeso y obesidad.

¿Dónde lo encontramos?

  • Tiendas: el olor en las panaderías, los escaparates de las pastelerías o la proximidad de tiendas de dulces y snacks de centros escolares, son aspectos que determinan que entre a comprar pan, que me llame la atención un pastel o que cada día un escolar se compre unas gominolas.
  • Restauración: los menús infantiles, los menús XXL por 1€ más, lo barato que sale comer poco saludable, la rapidez de la “comida rápida”…
  • Supermercados: la comida saludable se encuentra en la parte más lejana de la salida, por lo que tienes que pasar por los pasillos de procesados para llegar a ella, además tenemos siempre ofertas en los procesados, la altura en la que disponen diversos productos está calculada (a la altura de los niños/as se colocan productos dirigidos a ellos) y un sinfín de estrategias marketinianas para que acabes metiendo algún producto que no tenías apuntado en tu lista de la compra
  • Publicidad en medios de comunicación y en la calle: anuncios de productos alimentarios dirigidos a niños en canales de televisión, marquesinas con apetitosas hamburguesas a un precio especial, vallas publicitarias con latas de refrescos…
  • Máquinas de vending: ¿qué tipo de productos nos encontramos en estas máquinas? Y nos las encontramos hasta en hospitales…
  • Internet: en internet te puedes encontrar de todo y, si no separas la paja del grano, puedes acabar incluso perjudicando tu salud si sigues ciertas recomendaciones que te puedas encontrar.
  • Ambiente social: si quedamos con alguien normalmente es para tomar/comer algo y suele estar socialmente bien aceptado comer mal, mientras que nos vemos obligados a dar explicaciones cuando queremos cuidarnos, por ejemplo cuando nos pedimos agua o una ensalada.

Éstos son solo algunos ejemplos de lo que es parte de ese ambiente obesogénico en el que nos movemos. Ahora que lo sabes, sé crítico/a e infórmate, aquí es donde entra la figura de un dietista-nutricionista colegiado, capaz de darte un conocimiento con evidencia y de enseñarte a tomar decisiones adecuadas a tus necesidades.

¡Desde el Centro de nutrición Umami te deseamos Felices Fiestas de San Pedro y San Pablo!

Share.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies